TIPO DE CAMBIO

Serigrafía sobre hoja de oro, plata y cobre en mdf | 78 piezas de 30 cm c/u.
Consciente de la dimensión simbólica del ser humano, Ana Santos nos plantea como esa dimensión termina por fusionar y confundir planos diametralmente opuestos. Y lo ha hecho estableciendo una serie de vínculos con la gráfica en tanto que material en origen -plancha de metal- y en tanto que imagen -detalles tomados de sendos billetes, papel moneda, de un dólar americano y de veinte pesos mexicanos-. El grabado ha tenido una deriva claramente narrativa y crítica, atento a los vaivenes económicos y sociales. Con el poder como vector común, Santos entrecruza dos dimensiones originalmente antagónicas: el poder divino y el poder terrenal político y económico, y lo personaliza en los respectivos presidentes constituyentes de sendas naciones cargadas de ilusión y buenas intenciones profundamente pervertidas y traicionadas (otras formas de inversión). El círculo y el triángulo, símbolos de perfección, de totalidad, de la unidad divina, se repiten en detalles gráficos de los billetes que manipula, aísla y amplía. El esquema triangular que resuena en las tres composiciones de oro, plata y cobre, cerrando así ese juego de interacciones e identificaciones. Repetición redonda de círculos concéntricos que se ensanchan como las ondas de una moneda arrojada a la fuente de nuestros sueños y terminan invisibles en otros círculos, esta vez de poder, en el que las clases dirigentes ocupan el centro y la cúspide de la pirámide social.

Juan Bautista Peiró